ASESORAMIENTO PREVIO A LA FIRMA DE LA HIPOTECA

Muchas personas acuden al banco o la caja con el fin de solicitar un préstamo hipotecario para poder sufragar el pago de la vivienda que será su hogar en el futuro. El contrato de hipoteca es uno de los contratos más importantes que una persona puede llegar a suscribir a lo largo de su vida. No en vano, se compromete a devolver una importante cantidad de dinero durante un prolongado periodo de tiempo, durante una gran parte de su vida.

Además, el bien hipotecado suele ser la vivienda habitual, el hogar de la familia, y sobre él se constituye la garantía. Garantía que si todo va bien y se cumple con los pagos no será ejecutada pero que si lo será en el caso de que la situación financiera del cliente vaya a peor y no pueda cumplir con los pagos por circunstancias que quedan fuera de su voluntad, como en el caso de que el titular de la hipoteca se quede en el paro o su empresa o negocio no supere la crisis económica y tenga que cerrar.

En cualquiera de los casos resulta muy recomendable consultar con un abogado antes de firmar la hipoteca, bien en el caso de que se vaya a constituir una hipoteca sobre la vivienda habitual, como para el resto de hipotecas, como la hipoteca en garantía de títulos endosables o al portador, la hipoteca mobiliaria en varias modalidades como por ejemplo la hipoteca sobre establecimiento mercantil, la hipoteca de vehículos a motor, la hipoteca de maquinaria industrial o la hipotecaria de propiedad intelectual o industrial.

En nuestro despacho de abogados en Zaragoza podemos asesorarte e informarte acerca uno de los contratos más importantes que una persona puede firmar a los largo de su vida. En nuestro despacho de abogados podemos asesorarte e informarte de los aspectos legales de la hipoteca que vas a firmar por un lado y por otro de las cláusulas del contrato hipotecario para comprobar si estas cláusulas convienen a tus intereses o no, porque, en ocasiones, las cláusulas bancarias pueden considerarse abusivas.

Los contratos bancarios suelen ser contratos tipo en los que las cláusulas son las mismas para todos los clientes. Por esto, es posible que alguna de estas cláusulas no sea conveninente para tus intereses. Desde nuestro despacho de abogados consideramos que el contrato de hipoteca es un contrato tan importante para la vida de muchas personas que es posible y necesario negociar las cláusulas de la hipoteca con la entidad financiera y el cliente bancario debería asesorarse antes de firmar la hipoteca en el notario para tener bien claro y saber qué es lo que va a firmar.

Los bancos y las cajas, a la hora de analizar si les conviene formalizar un prestamo hipotecario con un cliente, o cualquier otro contrato bancario, realizan un análisis del riesgo de su inversión. En función del riesgo económico que una operación financiera pueda suponer para la entidad, los tipos de interés de la operación variarán al alza o a la baja y las cláusulas del contrato hipotecario podrán ser negociadas o no en función del riesgo percibido por la entiendad en relación con la solvencia y capacidad económica del cliente.

Ten en cuenta que frente al banco o la caja, la parte más debil del contrato eres tú, debido al potencial económico con el que cuenta y los recursos que dispone al servicio de su actividad económica. Los contratos bancarios son redactados por abogados especialistas en derecho bancario, hipotecario e inmobiliario y el cliente suele limitarse a negociar el tipo de interés y a firmar la operación. Por ello, ante la firma de uno de los contratos más importantes en la vida de una persona, te recomiendo que antes de la firma del contraro de hipoteca, tengas todo claro y conozcas perfectamente el alcance del contrato que vas a firmar.

Así, las cláusulas suelo y techo, la obligación de contratar un seguro y otros productos vinculados, los swaps, clips o la subida de los diferenciales son algunas de las maniobras que utilizan las entidades financieras para ajustar los créditos hipotecarios, tan difíciles de conseguir en los últimos tiempos.

La cláusula suelo en la hipoteca establece un tipo de interés mínimo del que el tipo de interés no puede bajar a pesar de las revisiones periódicas. Esta clásula se considera abusiva en algunos foros pero lo cierto es que lo más conveniente para el cliente es que en el contrato hipotecario esta cláusula no se contemple.

Por otro lado, la formalización de un seguro de vida unido a un contrato de prestamo hipotecario es una mala páctica bancaria y así es considerada por el Banco de España. En cualquier caso, siempre es preciso comprobar sobre el papel si existe la posibilidad de cambiar en el futuro de compañía aseguradora y no tener que quedar sujeto a la compañía aseguradora impuesta por la entidad financiera. El único contrato de seguro obligatorio que debe suscribirse junto con el de hipoteca es el seguro de incendio, inundación y derrumbamiento aunque la firma de un seguro de vida sea una práctica común.

En otras ocasiones las entidades financieras utilizan swaps o clips. Los swaps o clips son productos financieros que evitan las variaciones de los tipos de interés manteniendo durante un tiempo un tipo de interés fijo.

Otras veces las entidades financieras utilizan las variaciones de los diferenciales con el fin de que el cliente contrate otros servicios financieros para vincular al cliente con la entidad y aumentar la rentabilidad de la operación y que el cliente sea más reticente en el futuro a cambiar a otra entidad financiera. Entre los ejemplos nos encontramos la domiciliación de la nómina, la contratación de tarjetas de crédito o débito, la domiciliación de recibos o la contratación de servicios de banca electrónica.

Por ello, si estás pensando en contratar y firmar una hipoteca, uno de los contratos más importantes en la vida de una persona, te recomiendo que leas muy bien la letra pequeña del borrador de contrato de hipoteca antes de ir a firmar al notario para tener muy claro y conocer perfectamente qué es lo que vás a firmar y que va puede llegar a suponer para tu futuro.

En nuestro despacho de abogados en Zaragoza podemos realizar un estudio jurídico del borrador de tu hipoteca y asesorarte e informate sobre las cláusulas del contrato. No dudes en ponerte en contacto con nuestro despacho ante la firma del contrato más importante de tu vida.

Despacho de Abogados en Zaragoza

Despacho de Abogados en Zaragoza

Teléfono de contacto 626 223 549
C/ Zurita nº 15, 1º IZDA ZARAGOZA
zmilan@abogadazaragoza.com





Consultas online - despacho de abogados en Zaragoza
Comments