LA ACEPTACIÓN DE LA HERENCIA

La condición de heredero no se adquiere de forma automática al fallecer el causante porque es necesaria la aceptación de la persona llamada a suceder.


La aceptación de la herencia puede ser:
  • Aceptación expresa
  • Aceptación tácita
  • Aceptación pura
  • Aceptación a beneficio de inventario
En cualquier caso la aceptación de la herencia será irrevocable una vez que se haya realizado, de manera que no cabe aceptar una parte y rechazar otra.

La aceptación expresa es la que se hace en un documento público o privado en el cual se expresa la voluntad de asumir la condición de heredero y adquirir los bienes.

La aceptación tácita es la que se hace sin documento escrito deduciéncose de ciertos actos que suponen necesariamente la voluntad de aceptar o que no habría derecho a ejecutar sino con la cualidad de heredero.

La renuncia o repudiación de la herencia consiste en una declaración del llamado a una herencia de no ser heredero y de no adquirir los bienes hereditarios.

La aceptación pura supone que el heredero asume todos los bienes y obligaciones del causante. Por ello el heredero se convierte en deudor de los acreedores del fallecido, respondiendo de las deudas de este no solo con los bienes heredado sino también con los propios.

La aceptación a beneficio de inventario se tiene que hacer por escrito dirigido al notario o al juez e implica principalmente que el heredero no está obligado a pagar las deudas de la herencia sino hasta donde lleguen los bienes de la misma.

Zaira Milán Pablo, abogada en Zaragoza

ZAIRA MILÁN PABLO
Despacho de Abogados en Zaragoza

Teléfono de contacto 626 223 549
C/ Zurita nº 15, 1º IZDA ZARAGOZA
zmilan@abogadazaragoza.com

Abogados colegiados en el Real e Ilustre Colegio de Abogados de Zaragoza

Consultas online - despacho de abogados en Zaragoza
Comments